“Josan”: “Todo son mejoras en cuanto a seguridad se refiere”

Entrevista a José Antonio Moreno Lucas “Josan”, Jefe de Seguridad de las fiestas de San Juan. Josan lleva en la seguridad de las fiestas desde el año 2003 y fue abanderado en San Juan 2005.

 

¿Cuál es su labor como jefe de seguridad de las fiestas de San Juan?

Mi labor principal es coordinar todos los servicios de seguridad de las fiestas, además de ayudar al abanderado en su función en cuanto a seguridad de los festejos. La seguridad de San Juan la divido  en dos partes, por un lado, están todas las comisiones de seguridad que llevamos a cabo durante todo el año y en las que estudiamos todos los protocolos a seguir en seguridad, como evacuación de heridos o cualquier cosa que pueda pasar dentro del recinto del toro, y por otro lado, es el control del recinto del toro una hora y media  antes de cada festejo taurino.

 ¿Cuáles son las medidas que se llevan a cabo antes de cada festejo?

Pues hora y media antes de cada festejo revisamos todo el recinto, es decir, en todas las plazas y calles hay personas que lo controlan todo, desde la gente que entra dentro, una puerta de una peña o vivienda, las puertas de seguridad….en definitiva, que todo esté listo y en orden para que pueda darse la suelta del toro, siempre cumpliendo las normas del reglamento de las fiestas.

Mi labor es  supervisar que las condiciones de seguridad se cumplan y si vemos alguna incidencia se comunica al Centro de Operaciones que está en el Ayuntamiento.

¿Desde cuándo es Jefe de seguridad de las fiestas?

Pues todo empezó en el año 2003 cuando salimos elegidos como Equipo de Gobierno en las elecciones municipales. El alcalde entonces, Joaquín Hurtado, ya modificó algunas de las infraestructuras de seguridad, saltándose incluso algunos protocolos. A mí me nombró supervisor y en el año 2004, que fue abanderado Juan Pablo Simón, ya actué como coordinador de seguridad. Después, hice un parón de 3 o 4 años y seguí con Almudena Domingo como abanderada y hasta ahora. Creo que llevaré 9 años seguidos ya.

¿Lleva alguna formación?

En este trabajo la mejor formación es la experiencia, pero sobre todo, que te guste hacerlo. A mí me gusta mucho las fiestas, las vivo y cuando haces algo que te gusta es la mejor formación que puedas tener. Todos los años intentamos probar cosas, en cuanto a seguridad se refiere, aunque con el toro es imposible y algunas de ellas (seguridad) no las podemos tocar.

¿Cree usted que una seguridad eficaz y eficiente eleva la calidad de las fiestas?

Por supuesto, pero esas dos palabras son punzantes cuando hablamos de una animal como un toro que no se puede controlar ni dominar. Yo creo que Coria está careciendo en el control de las personas que entran por el recinto, porque cada año son más. Nosotros nos atenemos a las normas del reglamento pero es complicado controlar a tanta gente.

¿Cree que se debería regular la entrada a los barrotes de la plaza?

No, como ya he dicho antes es imposible controlar a todo el mundo. El ayuntamiento puede controlar a la gente que sube al tablado pero en el barrote no se puede. Cuando entran más de 3.000 personas en el recinto es complicado. El peligro que hay en los barrotes de la plaza también existe en las calles, en la puerta de una peña…. Y entonces… cómo controlas eso. Es una cuestión de la gente. Nosotros tenemos la obligación de comunicar  a los participantes de los festejos que no vemos en condiciones de participar, que se deben de retirar, pero no podemos quitarlos, para eso ya está la Guardia Civil, en este caso, el Delegado Gubernativo.

¿Surgen situaciones nuevas cada año en el tema de seguridad?

Todos los años hay modificaciones o reparaciones de mantenimiento o detalles que se han visto que podían mejorarse. Siempre son mejoras y es algo continuo. Por ejemplo, este año se han colocado unas chapas en tres barrotes de la Plaza de la Catedral porque nos dimos cuenta que cuando aprieta el toro, los corredores se metían por los barrotes y se caían para atrás porque detrás hay un “poyete”.

¿Cuáles son las medidas de seguridad de las fiestas?

Hay varios planes y protocolos de seguridad, por zonas y por calles. Por ejemplo, hay calles en las que se han puesto más puertas de seguridad para aislar al toro en caso de necesidad y así poder actuar con seguridad. Hay muchos planes que no se han llevado a cabo porque no ha pasado nada. Pero hay todo tipo de planes, no solo con problemas del toro si no con todo, como puede ser el derrumbe de una casa, un incendio, entre otras muchas cosas que puedan pasar. Estos planes de llevan a cabo en las comisiones de seguridad y participamos muchas personas desde el técnico del reglamento, Guardia Civil, Protección Civil, Cruz Roja, Bomberos, Servicios Médicos,  caballistas, pastores de encierro, pastores de plaza y calles, directores de lidia…en fin… cada uno sabe todo el protocolo a seguir cuando surge una emergencia relacionada con su oficio.

¿Ha surgido alguna nueva medida este año?

Si claro, siempre surgen medidas. Ya no solo en infraestructuras si no en lo demás también. Por ejemplo, este año no habrá bar en los barrotes del Ayuntamiento Viejo, en este caso, estará Cruz Roja con una sala preparada para ellos. Era una zona en la que se acumulaba mucha gente y estamos viendo la posibilidad de poner puerta abatible en caso desalojar a alguien. Habrá más  protección en corrales y toriles, que se controlen los tiempos de desembarque del toro. Hay más medidas más ajustadas para la protección del animal.

¿Cree usted que cada vez es más amplia la seguridad de San Juan o falta algo?

Pues lo que te he dicho antes, hay tres días que el control de gente se nos va de las manos. Es muchísima gente la que traspasa el recinto del toro y cada vez es más complicado regular eso. En los festejos taurinos llegamos a controlarlo pero se hace muy difícil cada año.

banner