El grupo Coriacose reparte más de 22.000 mascarillas en dos meses

Las costureras voluntarias de Coria han repartido miles de mascarillas a los sectores que las necesitaban durante los días más duros de la pandemia del Covid-19.

El grupo de costureras solidarias, llamado Coriacose, realizó el pasado sábado, 23 de mayo, su último reparto de mascarillas de tela polipropileno que han estado preparando durante el confinamiento ,con el objetivo de contribuir a frenar la expansión del coronavirus.

Desde que se fundó el grupo el 21 de marzo, dirigido por Ana Hernández Valiente, fueron más de 60 mujeres las que se pusieron a coser mascarillas para repartirlas por los centros de salud, residencias de ancianos, Policía Local, Guardia Civil, Supermercados, comercios y empresas, servicios del Hospital de Coria, particulares, transportistas y todo aquel que lo necesitaba.

El grupo repartió mascarillas en 23 residencias de ancianos en diferentes localidades;  Coria, Plasencia, Cáceres, Hoyos, Portaje, Vegabiana, Torrejoncillo, Moraleja, Soria, Toledo, Bilbao, Barbate y Madrid. También, las donaron en los centros de menores de Badajoz y a la Policía y Guardia Civil de Coria, Moraleja, Ciudad Rodrigo y Badajoz.

Desde que anunciaron que los niños podían salir a la calle, decidieron confeccionar mascarillas para ellos, con el mismo tejido pero con motivos más divertidos e infantiles.

Últimamente, las costureras estaban realizando el trabajo y entregándolo en el Mercado Municipal de Abastos, local cedido por el Ayuntamiento de Coria, “debido a la gran cantidad de trabajo que teníamos solo de ir y venir a casa de las costureras llevando el material y recogiéndolo “, ha señalado Ana. Lugar donde cada sábado han estado entregando mascarillas a todos los vecinos de Coria de 19 a 21 horas.

El grupo de costureras ha contado con la colaboración de empresas y particulares que les han donado el material para entregar a los diferentes sectores que así lo solicitaban. Además, la confección de mascarillas infantiles ha sido gracias a la colaboración de la Asociación de Cazadores de Coria.

En definitiva, han sido más de 22.000 mascarillas repartidas a todos los sectores que han estado expuestos durante el confinamiento, pero también han repartido el material a las empresas que han reabierto sus negocios en la Fase 1 de desescalada.

El pasado sábado, 23 de mayo, el grupo Coriacose dio por finalizado, después de dos meses sin parar de coser, este proyecto solidario, ya que “consideramos que ya no es necesario porque las farmacias y supermercados ya cuentan con el material y al principio no había nada”.

Ana Hernández ha manifestado que, a día de hoy, están disponibles 30 costureras “el resto han tenido que dejarlo por motivos personales y laborales” y aunque por el momento no cosen, no descartan volverlo hacer en un futuro “que esperemos que no sea necesario”.

0 Shares
Share via
Copy link