La Guardia Civil desarticula una importante organización criminal dedicada al tráfico de drogas

Se han detenido a 21 personas y se ha realizado 20 registros domiciliarios en las localidades de Moraleja, Coria, Vegaviana, Huélaga, La Moheda de Gata, San Gil, Navalmoral de la Mata y Cáceres. Además de algunas localidades de la Comunidad de Madrid y la provincia de Toledo.

Operación “Malladas”, denominada por la Guardia Civil llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Cáceres bajo la instrucción del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número Uno de los de Coria.

Con esta investigación, que se inició tras la detención dela Guardia Civil de Coria a varias personas por un supuesto delito de tráfico de drogas el pasado mes de febrero de 2018, además, del hallazgo en el mes de abril de más de 10.000 euros en la cuneta de las Ex208 a la entrada a Moraleja,han conseguido detener a 21 personas y desarticular una organización peligrosa y criminal, según ha señalado la Guardia Civil.

La investigación llevada a cabo por el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidrogas de la Comandancia de Cáceres, permitió con ello desvelar que en la localidad de Moraleja existía un clan familiar dedicado a la supuesta venta de drogas, traficando con todo tipo de estupefacientes como heroína, cocaína, hachís, marihuana, MDMDA y Anfetaminas.

También, este equipo investigó un supuesto delito de blanqueo de capitales ya que los investigados habían conseguido acumular un importante incremento patrimonial que no tenía nada que ver con sus ingresos.

Al parecer, la investigación del tráfico de drogas ha sido muy compleja para la Guardia Civil, pues estas familias llevaban una vida aparentemente normal, consiguiendo la adopción de numerosas medidas de seguridad.

Pese a ello, la Benemérita consiguió identificar a los miembros del grupo criminal e incluso a 33 clientes y a sus proveedores, localizando la zona donde se llevaba a cabo el tráfico de drogas. Un centro de adulteración de al menos cocaína, pisos donde la almacenaban, además de puntos de venta.

Del mismo modo, esta investigación le permitió ver a la Guardia Civil el carácter violento del grupo, que amenazaban a sus clientes para cobrarles el dinero de la venta de la droga, ya que muchas de las veces fiaban a los consumidores, según ha explicado la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha recordado que este grupo criminal, en el pasado, mantuvo enfrentamientos armados con miembros de otros clanes, en los que se disputaban la territorialidad para traficar con drogas. Al parecer, uno de los miembros del grupo falleció a consecuencia de ello en la provincia de León.

Según han detallado, los cabecillas del grupo eran dos delos investigados (matrimonio), contactando con los proveedores para la compra de la droga, la cual, adulteraban mezclándola con otras sustancias para obtener más cantidad y así obtener mayor beneficio económico.

Con todos estos datos, la Guardia Civil decidió explotar su investigación en la madrugada del pasado 14 de diciembre, en los que realizaron trece registros simultáneos y siete más sucesivos, interviniendo entonces las actuaciones de siete Magistrados titulares de los partidos judiciales donde se llevaron estas actuaciones, la intervención de trece letrados de la Administración de Justicia, y la actuación de más de doscientos agentes de la Guardia Civil.

Los agentes actuantes pertenecían a diferentes unidades del Cuerpo, tanto de investigación como de reserva. Entre otras, actuaron la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Cáceres, Unidades de Seguridad Ciudadana de las Comandancias de Cáceres y Badajoz, Grupos Rurales de Seguridad de Madrid, Sevilla y León, el Servicio Cinológico de Cáceres, Badajoz y Central (perros detectores de narcóticos y papel moneda), así como agentes de Seguridad Ciudadana de diferentes unidades territoriales de las provincias de Cáceres, Madrid y Toledo.

En definitiva, han detenido a 21 personas por delitos de tráfico de drogas, blanqueo de  capitales,tenencia ilícita de armas y/o pertenencia grupo criminal. De ellos, 17 fueron puestos a disposición judicial, decretando el ingreso en prisión para 10,quedando 7 en libertad con cargos. Los otros 4 detenidos fueron puestos en libertad por la Guardia Civil en calidad de investigados por delitos de pertenecer a un grupo criminal, blanqueo de capitales, y/o tenencia ilícita de armas, puestos en libertad por motivos de edad y salud, según la Guardia Civil.

Por todo ello, la Guardia Civil considera haber desarticulado un importante grupo criminal dedicado al tráfico de drogas en toda la provincia de Cáceres.

En los registros e intervenciones por la Guardia Civil se consiguió aprehender 3.949,67 gramos de cocaína, 71,5 gramos de heroína,11.716,80 gramos de hachís, 24.331 gramos de MDMA 935 gramos de anfetaminas y 2.466 gramos de sustancias de corte.

Además, encontraron 4 pistolas y un revolver con los número de series borrados, 4 escopetas y 3 de lasser, 368 cartuchos y 3 chalecos antibalas. Por otro lado, 319.405 euros en billetes de 10 a 500 euros, 14 básculas de precisión, 2 plantaciones indoor de marihuana, 1 prensa artesanal para el prensado de la cocaína, una decena de vehículos de alta gama, entre otros.

0 Shares
Share via
Copy link