El Ayuntamiento pone en marcha un Programa de Prevención con Familias y Menores en riesgo social

El Ayuntamiento de Coria está llevando a cabo un Programa de Prevención con Familias y Menores en riesgo social a través de una subvención de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

El programa, que está en marcha desde el 1 de septiembre y se extenderá hasta el 31 de diciembre,  pretende realizar actividades de apoyo y formación a progenitores con menores a su cargo de distintas etapas evolutivas, además de proceder a una intervención directa con población infanto-juvenil desde un enfoque integral y familiar de desarrollo, conjuntamente con la red de Programas de Atención a Familias y con la necesaria coordinación con los Servicios Sociales de Atención Social Básica.

Según ha comunicado el Consistorio, entre los objetivos de este programa se encuentran prevenir y tratar a familias que presenten situaciones de riesgo y exclusión social con menores a su cargo a través de un proceso de apoyo educativo y psicosocial que permita estimular la autonomía personal y familiar y la permanencia en su entorno natural así como las mejoras de las condiciones de convivencia y desarrollar adecuadamente las habilidades parentales a través de actuaciones específicas del fomento de la parentalidad positiva a través de las denominadas “zonas de formación parental” (ZFP).

Uno de los núcleos fundamentales desde el Programa prevención con familias y menores  en riesgo social es el  fomento de la parentalidad positiva a través de recursos y activos comunitarios de la zona.

El programa se caracteriza por abordar intervenciones psicosociales enmarcadas en el ámbito comunitario. El fomento de las redes sociales de apoyo social a las familias, la integración social en la comunidad y/o disponer de adecuadas redes de apoyo,  son  aspectos claves para desarrollar un correcto desempeño del rol parental.

Fomentar el trabajo en grupo desemboca en importantes beneficios para las familias potenciando el intercambio de experiencias entre personas que se encuentran en situaciones similares, especialmente en situaciones de dificultad. Impulsar escenarios socioculturales basados en la construcción del conocimiento mutuo respalda la diversidad cultural y la sensación de pertenencia a la comunidad.

Además, se fomenta la  creación de  “espacios o zonas” que potencien las habilidades parentales saludables y democráticas de todos los progenitores, espacios en los que se reflexione y apoyen mutuamente los participantes, promoviendo la integración social y el trabajo comunitario.

banner