Ballestero insiste en que “no existe ninguna deuda con ADESVAL”

José Manuel García Ballestero, alcalde de Coria, ha vuelto a decir que el ayuntamiento no tiene ninguna deuda con la Asociación para el Desarrollo del Valle del Alagón (ADESVAL), “pues no existe ningún convenio firmado”.

Estas declaraciones las ha hecho tras una rueda de prensa que ha dado, recientemente, la asociación y en la que su presidente, Carlos Carlos Rodríguez, ha afirmado que la deuda del ayuntamiento con Adesval asciende a los 66.465,95 euros correspondientes a los ejercicios 2017 y 2018.

Adesval ha confirmado que “no existe convenio”, pero que las aportaciones de los ayuntamientos  fueron aprobadas por la Junta Directiva celebrada el 6 de abril de 2016 en el salón de plenos del ayuntamiento y en las que aseguran que se encontraba el alcalde de Coria, José Manuel García Ballestero.

Por ello, desde Adesval han señalado que “la obligación del consistorio cauriense es hacerse cargo de los pagos de  las  aportaciones aprobadas”, según los acuerdos de los órganos de Gobierno y los estatutos.

En este sentido, José Manuel García Ballestero ha señalado que “si no existe convenio no hay aportaciones, pues así se hace según dicta la ley”. Además, el alcalde ha pedido a Adesval que de cuentas de todo el dinero que recibe y justifique su destino, señalando que el ayuntamiento aportó 17.000 euros en el 2016 para un programa que insiste no haber visto.

Cabe recordar que  el alcalde ya pidió la dimisión del presidente de Adesval por difundir una supuesta deuda que no existe, algo que lamentan desde Adesval  ya que según han explicado, el actual presidente saneó la situación económica del colectivo.

Adesval asegura que los empresarios, cooperativas, asociaciones y entidades no productivas de Coria podrán concurrir a las ayudas, aunque el ayuntamiento de Coria no podrá presentar ningún proyecto por la supuesta deuda, según asegura el presidente de Adesval.

Para finalizar, el presidente de Adesval ha comunicado que emprenderán acciones  judiciales contra el ayuntamiento para reclamar la supuesta deuda, algo que el alcalde, ha asegurado estar muy  tranquilo.